El vidente de “Perdidos”

El vidente que aparece en la serie de televisión “Perdidos”

Seguro que muchos de vosotros conocéis la serie de televisión “Perdidos”, “Lost” en su versión original, que se emitió por el canal estadounidense ABC de 2004 a 2010. J.J. Abrams, el realizador de “Star Wars: El despertar de la Fuerza”, es uno de los creadores de esta producción de la pequeña pantalla (de hecho, dirigió su episodio piloto, cuyo presupuesto fue de entre 10 y 14 millones de dólares (depende de las fuentes). Para que os hagáis una idea, el coste medio de un capítulo piloto suele ser de 4 millones de dólares. Aquí no nos interesa indagar en los misterios de “Perdidos”, sino en un aspecto que guarda relación con la temática de la serie. Y es que… ¿sabías que en la serie de televisión “Perdidos” aparece un vidente?

Esto sucede en el capítulo 10 de la primera temporada de esta exitosa producción de la pequeña pantalla. Su título es “Criado por otro”. En él, Claire Littleton (Emilie de Ravin), que está embarazada pero que aún no tiene barriga, acude con una amiga a la casa de un vidente. «Oye, quizás no debería…», comenta Claire, que muestra sus dudas. «No, ahora no vas a echarte a atrás», le dice su amiga. «Me parece una…». «Sólo es vidente, Claire. Pensaba que te encantaba ese rollo de la astrología». «Sí, ya, pero… no necesito que me digan lo que va a pasar ni cómo vivir mi vida». «No se trata de eso, sino de divertirse. Así que, si no tienes otra excusa…». Como veis, en un principio en “Perdidos” se menciona la videncia como un mero divertimento. A Claire le gustan estas cosas, pero no parece que crea demasiado en ellas.

El vidente de "Perdidos"

Claire y el vidente de “Perdidos”

En la siguiente escena de este episodio de “Perdidos”, Claire aparece sentada delante del hombre que practica la videncia. Éste le dice lo siguiente: «deme las manos para leerlas». El hombre agarra las muñecas de Claire y se fija en la palma de sus manos. Luego cierra los ojos y se concentra. «Ah… ¿Cuándo lo has sabido?», pregunta el vidente. «¿Qué?», se extraña Claire. «Lo del bebé». Sorprendida, Claire responde lo siguiente: «eh… hace dos días». El vidente mantiene los ojos cerrados y mueve lentamente la cabeza, como si estuviera detectando algo. «No se lo ha dicho a su madre, le da miedo…», interviene la amiga, a la que Claire hace callar emitiendo un siseo con su boca. «¿Qué, no debo decírselo?», pregunta Claire al comprobar el asustado rostro del vidente. «¿Qué… qué ocurre?». El vidente suelta de forma repentina las manos de Claire y, mientras le devuelve el dinero a Claire, le dice que lo siente. «No puedo, no puedo… eh…». «¿Qué iba… qué ha visto?». «No puedo hacer una predicción». «No, oiga, iba a decirme algo». « Tiene que marcharse. Ahora mismo. Gracias, muchas gracias». Claire y su amiga se marchan, lógicamente extrañadas. Esta última califica de “pirado” al individuo.

El vidente de "Perdidos"

Leyendo las manos en “Perdidos”

En un flashback posterior del capítulo 10 de la primera temporada de “Perdidos”, Claire acude de nuevo a la casa del vidente. «¿Se acuerda de mí?», le pregunta la chica. «Sí, me acuerdo». «No quiso leerme el futuro. Espero que ahora lo haga». El hombre accede, de ahí que Claire le dé el dinero de sus honoarios. El hombre se pone a contar los billetes. «Si es vidente, ¿por qué tiene que contarlo?», pregunta Claire. «Así no es cómo funciona». «Era una broma…». El vidente vuelve a tomar las palmas de la mano de Claire y suspira ligeramente. «¿Y… y cómo funciona?», pregunta Claire. «No lo sé», responde el hombre, que parece sentir algo. «¿Cuándo la ha dejado?». «La semana pasada. ¿Por eso no quiso predecirme el futuro la otra vez?». «No. No, no, vi algo poco claro, algo… borroso». «Y… ¿borroso es malo?». «Borroso es malo. Por eso me detuve. ¿Seguro que quieres seguir adelante?». «Sí. Sí, por favor». El hombre vuelve a cerrar los ojos, parece que siente algo bastante fuerte. «Debo decírselo. Esto es importante». «De acuerdo», acepta Claire. «Es algo vital que usted, usted misma críe a su hijo». «¿Quiere decir con Thomas? Es que…». «El padre del niño no jugará ningún papel en su vida, ni en la suya. «¿Qué me está queriendo decir?». «Este niño, criado por cualquier otra persona, cualquier otra que no sea usted… este niño está rodeado de peligro». «¿Peligro?». «Su… naturaleza, su espíritu, su bondad deben influir siempre en el desarrollo del niño». «Oiga, sí Thomas y yo… no volvemos juntos, he pensado dar al niño en adopción. Sólo quería saber cómo darle a mi hijo una vida más feliz». «No existe una vida feliz para este niño si no está a su lado». «No, no creo…». «¡No puede ser otra! ¡No debe consentir que otra persona críe a su hijo!». «Muy bien, vale. Gracias por aceptar mis doscientos dólares». «No, quédeselos. Señorita Littleton, le suplico que lo reconsidere». «¡No puedo criar a este niño yo sola!». «¡Tiene que escucharme!». «¡Gracias por atenderme y devolverme el dinero!». «¡Señorita Littleton, el bebé necesita su protección! ¡Señorita Littleton! ¡Por favor!».

Posteriormente, en otro flashback de este episodio de “Perdidos”, Claire va a firmar los papeles de la adopción. Curiosamente, el bolígrafo que le dan no funciona. Toma otro y… sucede lo mismo. Cuando le entregan un tercero, se levanta de la mesa y toma la decisión de quedarse con el bebé que va a tener.

Ya en la isla, en la parte final del capítulo 10 de “Perdidos”, a Claire le duele la barriga, pero Charlie está a su lado, dándolo apoyo.

– No debería estar aquí –comenta Claire.

– Eso todo lo pensamos a veces.

– Lo sé, es que, es que… una persona me prometió que sería diferente.

– Pues… se equivocó.

– Sí, se equivocó.

Volvemos a otro flashback de “Perdidos”, de nuevo con Claire conversando con el vidente:

– Se ha pasado los últimos cuatro meses diciéndome que tengo que criar al bebé yo sola. ¿Y ahora me da dinero y me dice que no debo hacerlo?

– Encontré una pareja de Los Ángeles muy ansiosa por aceptar. El bebé estará a salvo a su cuidado. Bien, he previsto que…

– ¿Ha previsto? No sé que estoy haciendo aquí, lo siento.

Sé que suena ridículo, Claire, todo este asunto de la videncia, y comprendo que me tome por un lunático, pero esto es lo que debe pasar.

El vidente de "Perdidos"

Claire y Charlie en “Perdidos”

–¿Así que va a darme seis mil dólares para que entregue mi bebé a unos desconocidos de Los Ángeles?

–Doce mil. Los otros seis mil cuando llegue a Los Ángeles. Y no son desconocidos, Claire, son buenas personas.

De vuelta a la isla, Charlie se sorprende al saber que la persona a la que se refería Claire era un vidente:

– ¿Un vidente?

– Sí, qué vergüenza. Y, después de todo, resultó un farsante.

– O no. En fin, lo único que él quería era que sólo tú criases a tu hijo, ¿o no? Tal vez él lo sabía. Quiero decir, que, si tan convencido estaba, en fin, si, si tenía ese don, y creo que algunas personas lo tienen, a lo mejor lo sabía, Claire.

Volvemos al flashback de “Perdidos” con el vidente, justo en el momento en el que Claire acepta los billetes de avión.

– No puedo viajar mañana. Tengo muchas cosas que…

– Debe tomar este vuelo, no puede ser otro. La estarán esperando cuando llegue. Vuelo 185. Vuelo 185.

De regreso a la isla de “Perdidos”, Claire piensa en ese preciso momento que el vidente le dijo que el vuelo que tenía que tomar era precisamente el del avión que se estrelló en la isla.

– No existía la pareja de Los Ángeles –se percata Claire–. Lo sabía. Sabía lo del avión. Sabía lo que iba a pasar. Dios mío, lo sabía…

“Criado por otro”, el capítulo de “Perdidos” que es objeto de este artículo, le da la razón al vidente. Los guionistas creen que en nuestro mundo hay algo misterioso y que existe gente que posee una habilidad para captar ciertas cosas.

loading...
5