Cómo meditar correctamente

Meditar es una práctica muy recomendada para quienes padecen estrés. Por un lado, ayuda a las personas a restarle importancia a aquellos problemas que creen que tienden a ser decisivos en su día a día; por otro, sirve para tener una vida mucho más tranquila a pesar de todos los obstáculos que nos podemos encontrar en nuestra existencia cotidiana.

Al meditar lograremos conectarnos con nosotros mismos, como así también conseguiremos determinar nuestros deseos y ambiciones. Además, nos aceptaremos tal cual somos, lo cual ayudará a que elijamos los diferentes caminos en la búsqueda de nuestros objetivos.

Significado de meditar

La Real Academia de la Lengua Española especifica que meditar quiere decir “pensar atenta y detenidamente sobre algo”. La meditación sería la acción y el efecto de meditar.

Es obvio que este significado se nos queda un poco corto, así que vamos a ahondar un poco más en él. La palabra “meditación” tiene su origen en la palabra latina “meditatĭo”, que indica la realización de un ejercicio de carácter individual.

Sin embargo, hoy en día se utiliza una acepción más cercana a lo que realmente significa “contemplación”. Así, se puede entender como una manera de entrenar la mente para lograr un determinado modo de conciencia.

Técnicas de meditación

Existen muchas formas de meditar y, por tanto, no se puede hablar de una técnica concreta. No obstante, es útil conocer las pautas más eficientes para conseguir dicha conexión con uno mismo. A continuación os mencionamos las técnicas de meditación para principiantes que os pueden servir de ayuda para aprender a relajarse y meditar.

Si buscas cómo aprender a meditar fácilmente, lee con atención el siguiente contenido.

El lugar

Escoger un lugar correcto es ideal para quienes buscan realizar una meditación prolongada. Es por ello que se recomienda elegir un sitio cómodo en el cual nos sintamos a gusto.

Por supuesto, esto algo muy subjetivo y depende de cada individuo. Por ejemplo, algunas personas se sienten cómodas al estar sentadas en el césped, y otras en un sillón (una forma perfecta para meditar en casa).

La respiración

La respiración es esencial a la hora de comenzar a meditar. Es por ello que recomendamos inhalar bocanadas largas de aire, puesto que nos ayudará a estimular la circulación sanguínea y a lograr que nuestro cuerpo consiga cierta calma.

Con la respiración se busca lograr la menor agitación posible del individuo para que consiga estar completamente calmado.

La postura

La postura es otro elemento importante. De hecho, muchos especialistas recomiendan ir probando las diferentes posturas existentes, como la de estar sentado con las piernas cruzadas y la espalda recta o simplemente mantenerse recostado mirando hacia arriba.

La ropa

Otro método sencillo para meditar es utilizar ropa cómoda, ya que te ayudará a sentirte a gusto y a poder conectarte contigo mismo sin sentir molestias del mundo externo.

Cómo aprender a meditar por primera vez

No pensar en los problemas

Para poder conectar con tu fuero interno y desconectarte del mundo real, se recomienda tratar de no pensar en los problemas que uno tiene o en las obligaciones que se deben realizar en la jornada. De este modo, conseguirás una total relajación.

El tiempo

El tiempo que se utilice para meditar dependerá de cada uno, puesto que en numerosas veces las personas con mayor experiencia en este tipo de prácticas consiguen alcanzar su conexión con el mundo espiritual de una manera mucho más rápida que aquellas otras que no tienen experiencia.

Para alcanzar un grado de meditacion correcta es recomendable dedicar todos los días un momento para relajarse e intentar desconectarse de las obligaciones y los problemas terrenales. De este modo, la persona se concentra en lo espiritual para así estar sana de alma y espíritu durante el resto de la jornada.

Con ello no sólo se logrará disminuir la importancia de ciertos problemas, sino que se conseguirá despejar la mente para atraer energías positivas y elaborar proyectos a futuro sin duda atractivos.

Beneficios de la meditación

Existen algunos estudios que hacen referencia a los beneficios para la salud que genera la meditación (especialmente si hablamos de la salud emocional). También sirve para mejorar la memoria, la concentración o el sistema inmunitario (hay que tener en cuenta que reduce el estrés y la presión arterial).

4