LECTURA DEL TABACO

APRENDER A LEER EL CIGARRO

LECTURA DEL TABACO

Luego de encender el cigarro, en la tabacomancia, debemos estar al pendiente de los signos y señales que pudieran dibujarse en el cigarrillo, para recibir mensajes y poderlos interpretar a través de esta forma de adivinación. La lectura del cigarrillo también puede hacerse basándose en el humo. El cigarro debe fumarse con naturalidad, sin que forcemos la respiración, ni apretar los dedos de más, hay que hacerlo como normalmente se hace el acto de fumar, hasta que el cigarro llegue a la mitad para entonces descifrar lo que es la primera parte de la lectura del tabaco.

La tabacomancia es muy utilizada en Cuba y muchas culturas afroamericanas; muchas veces por tradición, la mayoría de lectores ahí, son mujeres con un pañuelo rojos sobre su cabeza. Interpretan símbolos que aparecen en el cigarro, en el humo y en las cenizas pudiendo predecir el futuro, así como conocer el pasado y presente de la persona que consulta. El tabaco es también muy usado (junto con el ron) por los santeros, pero no se necesita ser santero para poder leer el cigarro.

El oráculo del tabaco, se puede usar aún si la persona no fuma. Las señales de una fumata se dibujan y envían mensajes. Lea atentamente las explicaciones y consulte no más de una vez por semana. Esta herramienta de adivinación puede resultar esclarecedor para resolver problemas y se efectúa con o sin mucho ritual de por medio. Hay quienes leen el cigarro de una forma sin ritual previo y otros que sí lo hacen de muchas formas; entre ellas algunas recomendaciones pueden ser: no comer antes de la consulta, sentirse en un ambiente relajado, colocar velas y cigarros cerca, y algunas veces incluir en el lugar papel tisú, copa con ron o coñac, fósforos, cenicero, aceite de cocina (si se tiene), así como papel y lápiz. Se puede escribir una pregunta en el papel, para proceder a la lectura que ofrezca la respuesta o bien hacer una lectura libre sin pregunta.

Si se hace una pregunta de sí o no se unta el cigarro (que puede ser habano o cigarrillo) con papel tisú que se sugiere estar rociado con gotas de aceite de cocina o bien manteca. Se unta de la boquilla, hacia abajo, en sólo un sentido (se puede rotar el cigarrillo para así cubrirlo todo con una capa muy delgada)

Encender el cigarro con dos fósforos o cerillos de madera, es parte de un ritual para algunas personas, sin apoyar la llama directo al cigarro, es decir, se le acerca y se gira el cigarro con lentitud para hacer con el fuego una corona, visible si sopla con suavidad la brasa. La lectura generalmente se inicia al llegar a una cuarta parte del cigarro. La ceniza no se dejará caer o sacudirse a voluntad.

Las señales que aparecen en el cigarro, en la ceniza y en el humo, serán interpretadas ya sea por usted mismo o por alguien más que puede o no, ser vidente. Cada persona sostiene el cigarrillo de formas distintas, igual que se fuma con intensidad diferente. Son factores inconscientes que hacen que el cigarrillo arda de forma determinada y produzca en las cenizas, marcas particulares, siendo estas las señales que suelen aparecer primero en la lectura de las cenizas. Algunos prefieren usar una lupa para poder ver a detalle las formas dibujadas, mientras que otras incluso toman fotografías para después interpretar. También se pueden leer las cenizas de un puro, en vez de cigarro normal.

leer el cigarro

leer el cigarro

Guía para la lectura del tabaco

Leer el futuro con las coronas del cigarro

Se inicia la lectura del cigarrillo con la punta, cabeza o corona del mismo, es decir, del extremo donde se enciende (prende). Si el borde de esa punta está blanquecina, indica amores bien correspondidos, así como felicidad matrimonial,

salud buena y larga vida. Si es muy blanca, puede significar amores conyugales, así como amor incierto o celos infundados. Si tiene puntos negros o partes negras pequeñas y son más las blancas, simboliza separación, enredo, chismes o disgustos, así como resentimientos. Si hay un punto negro grande, puede significar: luto, mala amistad y/o deudas. Si el punto de color negro es muy grande y se ramifica hacia el lado de abajo, simboliza luto familiar, o depresión fuerte.

Si hay pedazos (pavesas) de color negro en los lados, se interpreta como perdidas, recibir o dar disculpas, amor alejado o separación. Si son grises y van hacia arriba, significa: posible tristeza, llantos, depresión y fuerza de voluntad. Si son blancos y van hacia arriba, entonces el amor llegará pronto, amistad nueva y/o reconciliación, así como una mejoría de salud si se ha estado enfermo.

Un punto rojo en el cigarro, del lado de la braza, debajo del borde o corona significa: enfermedades, cambios de vida y malas noticias. Si hay puntos blancos en la parte baja del cigarro, en la lectura del cigarrillo: hijos fallecidos, buena suerte lotería y/o los juegos de azar.

Un punto solito, blanco y grande: compromisos matrimoniales, éxito en los negocios, entrada de dinero, y buena salud. En cambio un punto negro grande significa fatalidades, contrariedad familiar, retrasos económicos o enfermedades lentas.

Si en la lectura del cigarro hay puntos negros pero pequeños, significa: traiciones, mala amistades y pérdidas materiales. Si los puntos negros están separados: pretendientes al acecho.

Pavesas de color blanco en los lados: reunión inesperada, invitación, regalos y buenas sorpresas. Si están hacia arriba: buenas noticias, felicidad, reencuentros; también augura nuevas amistades. Si son negras hacia los lados puede simbolizar citas que no se cumplen, perder el tiempo, amistades que se alejan y deudores morosos.

En la lectura del cigarro las pavesas negras que van hacia arriba son malas noticias, así como pérdidas de negocios, buena cosecha. A veces enemigos ocultos cercanos, peligros / precaución.

Pavesas de color negro iguales: problema con la ley, firmas, papeles, juicios.

Otras señales símbolos en el cigarro:

Si al leer el cigarro descubrimos una raya negra que va hacia abajo, puede interpretarse: enfermedades largas, gasto, preocupaciones, angustia, intranquilidad.

Una raya blanca abajo significa épocas de prosperidad y buena salud, estabilidad y buenos amigos que ayudan. Si es roja y cruza el cigarro: operación o cirugía, soledad y/o tristeza.

Si al leer el cigarrillo hay puntos rojos y son pequeños significan ilusiones en el amor, así como alegrías pasajeras. Dos puntos negros pequeños que tienen arcos encima, simulando o dibujando una forma de ceja: pretendientes apasionados, propuestas indiscretas, envidia hacia ti.

Si hay puntos negros y separados de forma desigual en la lectura del tabaco: traiciones, acechos, enemigos, lo oculto. Algo se podría descubrir. Saber el futuro es incierto. Si hay rayas negras y son pequeñas e inclinadas, son contratiempos, así como amor incomprendido o rivales.

¿Qué significa un cigarro prendido a medias?

Si el cigarro quema por un lado solamente (es decir que se prende de medio lado y la otra mitad no): infidelidad, mala suerte, una época mala o deshonra en la familia.

Rayas separadas pero que se juntan: infidelidad o tristeza en el amor, falta de fe.

Rayas blancas separadas pero que se juntan arriba, formando ángulos: fidelidad,

Las rayas negras en forma de zig-zag: viaje malo, fracaso, encuentro fatal.

Raya blanca y delgada: viaje feliz, buen negocio, buena suerte.

Muchas pavesas blancas arriba: buena cosecha, muchos hijos , gemelos o mellizos.

Ahora veamos cómo leer las cenizas del cigarro.

Leyendo la ceniza del cigarro (leer la ceniza o lectura de ceniza)

En esta mancia o videncia (adivinación), si la ceniza tiene hoyos o huecos, esto se interpreta como gastos inesperados o la necesidad de solicitar ayuda.

Si la ceniza se cae habrá peligro o duda.

Cigarro con ceniza derecha: muy buena suerte, promesas cumplidas, amor apasionado.

Cigarro con cenizas torcidas al leer el tabaco: deudas, separaciones o nerviosismo.

Si hay sombras de color gris: enfrentamientos amorosos, desilusión, incertidumbre.

Puntos negros en el círculo blanco: pretendiente, jóvenes.

Dos puntos blancos en el círculo con una raya en zig-zag: pretendientes de edad madura, blancos. Con rayas gris obscuro en zigzag: pretendiente viudo.

Si hay en la lectura del cigarrillo dos puntos negros, que se juntan: puede significar el asistir a un entierro o velatorio. Luto

Bordes blancos al quemar el cigarrillo: sueño acertado, habilidad psíquica, comunicación paranormal, buenos augurios.

Borde negro cuando se quema o inhala: pesadilla, sueño fatal, intranquilidad.

Líneas paralelas y blancas: vida sana y larga vida.

Líneas paralelas y negras: enfermedad pasajera o trastornos.

La adivinación del cigarro con la lectura del tabaco

Leer el tabaco no sólo es identificar los signos que se hacen al fumar el cigarro, y tampoco es parecido a otras mancias como la cartomancia, sino que también se interpreta de otras formas y el sentido es más subjetivo y abstracto que por ejemplo una tirada de tarot. Cuando se fuma la segunda mitad del cigarrillo, se detecta: si tiene sombras tanto blancas como negras y son intercaladas, significa una vida practica, buenos momentos, alegrías, amor tardío o o bien, promesas largas. Si las sombras son grises con puntos negros y pequeños: posible melancolía, violación o engaño, así como falsedades. Si esas sombras grises tienen puntos pequeños de color blanco, puede indicar incluso tortura o dinero que se recibe inesperadamente. Si hay muchas sombras de color blanco: gloria, éxito y prosperidad, celebridades, buena riqueza. Sombras blancas que tienen a su vez pavesas blancas, puede significar: noticias de un ser querido, reuniones y amistades productivas.

Otros detalles al interpretar el consumo del cigarro al leer las cenizas del cigarrillo:

Si al leer el cigarro detectamos un punto blanco con varias rueditas negras esto puede interpretarse como un futuro embarazo cercano.

Punto blanco, con rueditas negras y/o con raya : posible aborto.

Si la ceniza forma signos en cruces: poder o dominio.

Consejos: La lectura del tabaco debe de hacerse como cualquier otra lectura, con un periodo de tiempo entre una y otra consulta, a criterio tanto del lector (en esta caso de la tabacomancia) como del consultante, aunque suele establecerse en 7 días mínimo; lo anterior se aconseja para no desvirtuar las interpretaciones. Cualquier persona puede leer el cigarrillo si se basa en una guía del tipo: cómo leer el cigarro o cómo leer el tabaco como la que aquí se presenta, sin ser vidente necesariamente. Algunos lectores dedicados a la videncia aconsejan que el cigarro que se va a leer, debe ser natural (sin perfume) y de preferencia sin filtro, por efectos adivinatorios. Lo ideal es hacer la lectura del cigarrillo en un lugar en donde no haya mucho viento para que no afecte a lectura, así como evitar movimientos bruscos con las manos para evitar que se caiga la ceniza o se dibujen figuras forzadas. También es importante no soplar o exhalar aire de forma brusca o antinatural estando cerca del cigarro.

La tabacomancia es una forma adivinatoria que resulta divertida de descifrar y que puede combinarse con otras mancias. Gracias por visitar Videncia Gurú y por compartir este contenido.

Si tienes alguna experiencia sobre esta mancia que quieras compartir o alguna duda, te agradeceremos que la dejes a continuación en la sección de comentarios.

# Adivinación con tabaco

loading...